Actuacions de CCOO en la UPV

La UPV obri els seus Centres sense Prevenció

El divendres 5 de juny de 2020, a la vesprada, una vegada finalitzada la jornada laboral, des de Gerència es va remetre correu electrònic donant l'ordre de l'obertura d'Escoles i Facultats per al dimarts 9 de juny, a les 09.00 hores, amb el personal Coordinador, Ajudant i Auxiliar de serveis dels Punts d'Informació, ampliant al dia 11 de juny l'obertura de la resta de serveis de les Escoles i Facultats.

Tot això sense elaborar l'obligatori Pla d'activitat, ni seguir els requeriments del “Protocol intern d'actuació davant l'activació de l'alerta sanitària per Coronavirus SARS-Cov-2”, aprovat pel Comitè de Seguretat i Salut el 19 de maig.

D'una banda tenim treballant sense descans al conjunt del sistema preventiu de la Universitat (Vicerectorat, Direccions d'Àrea, Serveis de Manteniment, Infraestructures i Medi ambient, SIPSL, Delegades i delegats de prevenció), que s'esforcen tots els dies revisant i adequant els Plans d'activitat, de totes les unitats de la Universitat que els presenten, perquè el personal de la comunitat universitària es puga incorporar al treball presencial amb les millors condicions i mesures de seguretat.

I d'un altre costat hem d'Escoles i Facultats inicien les seues activitats, sense Pla d'activitat, sense prevenció, sense control, sense preparar els espais de treball, sense informar i formar al seu personal sobre com ha d'actuar en aquesta nova situació, què poden fer i què no han de fer, fiant-lo tot al bon fer del personal dels Punts d'informació dels Centres i sense l'obligatòria informació prèvia al personal delegat de prevenció.

L'ordre de Gerència diu estar d'acord amb el “Protocol intern d'actuació davant l'activació de l'alerta sanitària per Coronavirus SARS-Cov-2”, aprovat pel Comitè de Seguretat i Salut, no obstant això no és així, perquè en el protocol s'estableix l'obligació de realitzar els Plans d'activitat específics de cada unitat, previs a l'inici de les activitats presencials, per a garantir la protecció i prevenció del personal que integra la comunitat universitària.

Existeix una greu descoordinació entre el sistema preventiu de la Universitat, que està treballant amb summa diligència, cuidant cada aspecte de la reincorporació presencial i segura al treball i l'ordre d'obertura de Centres, que es troba al marge de la normativa i regles que la pròpia Universitat s'ha donat a si mateixa.

Considerem que en l'actual situació d'alerta i prevenció de cara a la pandèmia de Coronavirus, hem de ser molt més acurats i humans amb el personal de la comunitat universitària, per la qual cosa fins que no s'aproven els Plans d'activitat d'Escoles i Facultats, amb unes Instruccions clares sobre com desenvolupar el treball en els Punts d'Informació, que garantisca la seguretat i salut d'aquest personal, no s'ha d'incorporar, ni exposar-se a possibles contagis per la urgència i improvisació de les ordres transmeses des de Gerència.

  https://cadenaser00.epimg.net/ser/imagenes/2020/05/14/radio_jerez/1589443117_939079_1589443930_noticia_normal.jpg

 

La UPV abre sus Centros sin Prevención

El viernes 5 de junio de 2020, por la tarde, una vez finalizada la jornada laboral, desde Gerencia se remitió correo electrónico dando la orden de la apertura de Escuelas y Facultades para el martes 9 de junio, a las 09:00 horas, con el personal Coordinador, Ayudante y Auxiliar de servicios de los Puntos de Información, ampliando al día 11 de junio la apertura del resto de servicios de las Escuelas y Facultades.
Todo ello sin elaborar el obligatorio Plan de actividad, ni seguir los requerimientos del “Protocolo interno de actuación ante la activación de la alerta sanitaria por Coronavirus SARS-Cov-2”, aprobado por el Comité de Seguridad y Salud el 19 de mayo.

Por un lado tenemos trabajando sin descanso al conjunto del sistema preventivo de la Universitat (Vicerrectorado, Direcciones de Área, Servicios de Mantenimiento, Infraestructuras y Medio ambiente, SIPSL, Delegadas y delegados de prevención), que se esfuerzan todos los días revisando y adecuando los Planes de actividad, de todas las unidades de la Universitat que los presentan, para que el personal de la comunidad universitaria se pueda incorporar al trabajo presencial con las mejores condiciones y medidas de seguridad.

Y de otro lado tenemos que Escuelas y Facultades inician sus actividades, sin Plan de actividad, sin prevención, sin control, sin preparar los espacios de trabajo, sin informar y formar a su personal sobre cómo debe actuar en esta nueva situación, qué pueden hacer y qué no deben hacer, fiándolo todo al buen hacer del personal de los Puntos de información de los Centros y sin la obligatoria información previa al personal delegado de prevención.

La orden de Gerencia dice estar de acuerdo con el “Protocolo interno de actuación ante la activación de la alerta sanitaria por Coronavirus SARS-Cov-2”, aprobado por el Comité de Seguridad y Salud, sin embargo no es así, pues en el protocolo se establece la obligación de realizar los Planes de actividad específicos de cada unidad, previos al inicio de las actividades presenciales, para garantizar la protección y prevención del personal que integra la comunidad universitaria.

Existe una grave descoordinación entre el sistema preventivo de la Universitat, que está trabajando con suma diligencia, cuidando cada aspecto de la reincorporación presencial y segura al trabajo y la orden de apertura de Centros, que se encuentra al margen de la normativa y reglas que la propia Universitat se ha dado a si misma.

Consideramos que en la actual situación de alerta y prevención de cara a la pandemia de Coronavirus, debemos ser mucho más cuidadosos y humanos con el personal de la comunidad universitaria, por lo que hasta que no se aprueben los Planes de actividad de Escuelas y Facultades, con unas Instrucciones claras sobre cómo desarrollar el trabajo en los Puntos de Información, que garantice la seguridad y salud de este personal, no se debe incorporar, ni exponerse a posibles contagios por la premura e improvisación de las órdenes transmitidas desde Gerencia.

.

Aquest virus el parem amb UNITAT
 Aquest virus el parem amb SOLIDARITAT
  Aquest virus el parem amb INFORMACIÓ
   Aquest virus el parem amb PREVENCIÓ

 

.

Oferta de cursos en línea para el PAS laboral, PAS funcionario de universidad, docentes, opositores, interinos y personas desempleadas

Serveis per a l'afiliació de CCOO

Atenció a l´afiliació

http://www.ccoo.upv.es/images/logoccoo.png

 Edifici 6-E (Centre de Salut Laboral)
Telèfons: 963 877 040 - 963 877 043
Alonso Pérez 79029
José Segovia 77040
Consuelo Vallés 77043
Ildefonso Pelayo 77043
Julia Benet 77040
Juanjo Escobar (Gandía) 43003
Pepe Mantas (Alcoi) 28428

email: Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.
Web: http://www.ccoo.upv.es

Twitter: https://twitter.com/ccooupv
Facebook: https://www.facebook.com/ccooupv/

¡ Si eres afiliado/a, gracias por confiar en nosotros!
Si no lo eres, nos gustaría mucho poder contar con tu apoyo.
Afilia't CCOO :
https://www.ccoo.es/sol_afi_web_breve/index.php
https://afiliados.uar.ccoo.es/afipub/newafil/index.php
.

Documento presentado al CSS UPV

 

Ante la probable reincorporación paulatina, cuando el gobierno central así lo decida, del personal de la comunidad universitaria a sus puestos de trabajo y estudio, queremos plantear algunas reflexiones ante la misma:

En primer lugar, mientras no cambien las circunstancias respecto a la prevención y tratamiento de la infección por COVID-19 (vacuna y tratamiento de la enfermedad), la opción general debería debe seguir siendo para todo el personal la de trabajo a distancia.


Planificación de Unidades CDIS.
Se debería hacer una previsión sobre cómo organizar las reincorporaciones al trabajo presencial a la Universitat, número de personas disponibles, las entradas exteriores habilitadas, los espacios internos de trabajo y las distancias seguras de circulación y entre los puestos de trabajo.
En la planificación se preverá cómo puede afectar la posible reincorporación de parte del alumnado y su distribución segura en aulas y laboratorios.

Se deberá tener en cuenta al personal que se encuentra comprendido en lo que las autoridades denominan Grupos vulnerables de riesgo y aquel que debe tener tratamiento de Personal especialmente sensible. En ambos casos deberán ser evaluados por el Servicio de Salud Laboral de la Universitat, que determinará como se debería desarrollar su actividad laboral, preferentemente a distancia.

Al personal que el Ministerio de Sanidad ha definido como grupos vulnerables para COVID-19, tales como las personas con diabetes, enfermedad cardiovascular, incluida hipertensión, enfermedad hepática crónica, enfermedad pulmonar crónica, enfermedad renal crónica, inmunodeficiencia, cáncer en fase de tratamiento activo, embarazo y mayores de 60 años, consideramos que se debe incluir, a los efectos de darles la opción del trabajo a distancia, a aquel personal que tenga a su cargo ascendientes en situación de dependencia y/o menores de 14 años (al menos mientras las aulas permanezcan cerradas). Se les facilitará realizar su actividad laboral a distancia.

El personal responsable de los Centros, Departamentos, Institutos, Servicios y Unidades, una vez tenga disponible el listado de personal que se encuentra en condiciones de realizar trabajo presencial, organizará y distribuirá al personal en los espacios disponibles, garantizando la distancia social y el resto de medidas colectivas de prevención.
Igualmente tendrán previsto un plan de continuidad de la actividad ante la posibilidad de un aumento de las bajas laborales del personal o de un escenario de incremento del riesgo de transmisión de la enfermedad en el lugar de trabajo.

Acceso a la Universitat.
Se debería mantener el sistema actual de entradas con autorización del equipo rectoral, a cargo del personal de Seguridad, para permitir el acceso al personal imprescindible que se autorice cada día. A las personas autorizadas se les deberá comunicar día, hora, puerta por la que han de entrar y tiempo máximo que deben permanecer en su puesto de trabajo, en todo caso cumpliendo con las medidas preventivas y de seguridad adecuadas, facilitándoles los elementos de protección, tales como mascarillas y guantes.

Para el acceso a la Universitat todas las puertas exteriores permanecerán cerradas, excepto las puertas F, I, M y P, las únicas por las que se podrá acceder con el control del personal de seguridad, que realizará la toma de temperatura al personal que disponga de autorización para acceder al trabajo, mediante termómetros infrarrojos a distancia, siguiendo las directrices del Protocolo establecido al efecto.
Dicho Protocolo debe determinar el modo de actuación, autoridad competente y consecuencias en un caso de positivo.

Centro de Salud Laboral.
La asistencia al Centro de Salud Laboral se realizará únicamente con cita previa, la puerta de acceso al edificio permanecerá abierta y la del Centro de Salud, que es automática, sólo para acceso autorizado mediante llamada y apertura desde el interior. Así como la instalación de una mampara separadora en el mostrador de atención al público.

Las concesiones que actúan en los locales del Centro de Salud Laboral, deberán cumplir igualmente con las medidas de seguridad que se generalizarán en los campus de la Universitat, control de aforo, distancia entre personas, medidas higiénicas, etc...
En dichos espacios se garantizará la limpieza exhaustiva de lugares comunes, sobre todo pasamanos, manivelas de puertas, lavabos o tazas de baños.

Test y controles.
La Universitat, a través del Centro de Salud Laboral, deberá de hacer el test PCR a todo el personal que se reincorpore a sus actividades, ya sea a su puesto de trabajo o al aula, como medida de prevención y control.
La Universitat deberá disponer de termómetros infrarrojos a distancia, como uno de los métodos de control preventivo, en las cuatro puertas habilitadas para la entrada a los Campus o Edificios.

Protección colectiva.
La Universitat, deberá facilitar al personal que no pueda realizar trabajo a distancia o se haya considerado imprescindible que acuda a su puesto de trabajo, los elementos necesarios para garantizar su seguridad y salud en el desempeño de sus funciones, que además de los elementos personales tales como mascarillas, guantes, gafas y geles desinfectantes, consideramos los siguientes:

1. Acondicionamiento del puesto de trabajo mediante:
* Instalación de mamparas de separación de los compañeros.
* Disposición de espacios con mostrador y/o mamparas para atender al público.
* Protección de los teclados con plástico para facilitar su limpieza.
* Uso de material de trabajo diferenciado, evitando compartir teléfono, auriculares, bolígrafos y demás elementos, asegurando en caso contrario una limpieza exhaustiva con material desechable previa y posterior a cada uso.

Se trata de implementar las medidas necesarias para minimizar el contacto entre el personal de la comunidad universitaria que puedan concurrir en su lugar de trabajo. En este sentido, la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas y la distribución de espacios (mobiliario, estanterías, pasillos, etc.) en los centros de trabajo deben modificarse, adaptándose en la medida de lo posible, con el objetivo de garantizar el mantenimiento de la distancia de seguridad recomendada.

2. Acondicionamiento de objetos/espacios de uso común como:
* Lavabos.
* Fotocopiadoras  y  archivos.
* Pasillos
* Filtros de aire acondicionado limpios.
* Posibilidad de ventilación. Ventanas accesibles.
* Máquinas expendedoras de productos.
* Neveras, microondas.
* Fuentes de agua, garantizar que todos los dispositivos son seguros (dispensador de vasos, grifo en las fuentes de las que se bebe directamente)
* Cubrir con plástico los paneles de los ascensores para que sea más fácil la limpieza.

3. Puertas de acceso a edificios:
* Sustituir las que no sean de apertura automática o que permanezcan abiertas todo el tiempo de horario laboral o docente. Tenemos en cuenta que esta medida temporal [0]va en contra de la eficiencia energética y si, como es previsible, la reincorporación se produce a partir de mayo/junio, con todo el calor, tener las puertas de acceso abiertas y el aire acondicionado general enchufado, va a suponer un importante gasto de energía.

* Sustituir los picaportes con forma de pomo.

4. Medidas higiénicas:
* Aumento de la frecuencia del lavado de manos con agua y jabón o con soluciones hidroalcohólicas, con una duración mínima de 40 segundos.
* Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado.
* Evite tocarse los ojos, nariz y boca.
* En caso de llevar pelo largo, recogerlo convenientemente (coletero, moño, etc.)
* Llevar las uñas cortas. No use anillos, pulseras ni relojes.
* Utilización de pañuelos desechables. Depositarlos tras su uso en contenedores o papeleras específicas.
* No realizar manifestaciones de educación o afecto que supongan contacto físico.
* Uso de material de trabajo diferenciado, evitando compartir teléfono, auriculares, bolígrafos y demás elementos, asegurando en caso contrario una limpieza exhaustiva con material desechable previa y posterior a cada uso.

Debemos tener en cuenta que retomar el trabajo sin medidas de distanciamiento y protección social dispararía la propagación del COVID-19 y que la forma óptima de prevenir la transmisión es usar una combinación de todas las medidas preventivas, no solo Equipos de Protección Individual (EPI).

Reuniones de grupo.
Se generaliza la realización de reuniones de trabajo mediante sistemas de videoconferencia, dotando a los puestos de trabajo de los elementos técnicos necesarios.

Caso de ser necesario realizarlas presencialmente, se podrán realizar en salas que permitan la separación física entre el personal asistente, de al menos 2 metros de distancia, según han determinado las autoridades sanitarias.


Organización del trabajo.
La actividad laboral habitual se realizará con separación física por medio de mamparas y otros medios de separación física, así como se generalizará el uso de mascarillas higiénicas y guantes de protección en todo el entorno universitario.

Se modificará la disposición de los puestos de trabajo, la organización de la circulación de personas en espacios comunes (favoreciendo la marcha hacia adelante y evitando en la medida de lo posible cruces), y la distribución de espacios (mobiliario, estanterías, pasillos, etc.), con el objeto de garantizar el mantenimiento de las distancias de seguridad de 2 metros alrededor de cada trabajador.

Se disminuirá el número de personas presentes en los centros de trabajo, estableciendo turnos y rotación de trabajo en aquellos espacios (centros, departamentos, servicios, unidades, etc.) y en despachos utilizados por varios trabajadores en los que la distancia de seguridad de 2 metros entre trabajadores, no puedan ser adoptadas. Los turnos contemplarán la no coincidencia entre el personal trabajador.

En los puestos de trabajo con atención al público:
Utilización del sistema de atención al público por ventanilla, estableciéndose el sistema necesario para garantizar la separación física mínima de 2 metros, principalmente mediante la instalación de mamparas de metacrilato o similar, o en su defecto, bien mediante señalización del pavimento o bien por la instalación de medios físicos en la zona exterior de la ventanilla.

En caso de no disponer de ventanilla, se dispondrán las medidas oportunas para mantener la distancia mínima de seguridad de 2 metros.

Instalación de mamparas de metacrilato o similares de protección en mesas de trabajadores con atención directa al público y que no sea posible la distancia mínima de seguridad de 2 metros.

Teniendo en cuenta que el papel es uno de los medios de transmisión de la infección más importantes que tenemos en nuestro entorno de trabajo, se debe reconsiderar su utilización en los procedimientos de trabajo.

Por ejemplo, los ADOKs junto con toda la documentación de la tramitación de una factura, realizan un viaje de mesa en mesa de Gestión Económica, desde el PAS o PDI que inicia el trámite, entrega en Fiscalización y pasa por cada unidad hasta la orden de abono. Lo que convierte el papel en un foco de transmisión, puesto que nadie nos garantiza que no se haya tosido sobre él o que se haya utilizado el dedo humedecido con saliva para pasar las hojas, por lo que debe considerarse tan peligroso para el riesgo de contagio como el dinero en billetes.

Docencia y alumnado.
Las tutorías entre profesorado y alumnado se realizarán, preferentemente, por videoconferencia.
Los exámenes, cuando sea necesario realizarlos presencialmente, estos se realizarán en pequeños grupos, o en diferentes aulas para que el alumnado pueda estar suficientemente separado.

Cuando los exámenes se repartan en formato papel, el profesorado evitará separar las hojas soplando entre ellas o chupando el dedo con saliva para poder separarlos y repartirlos. Cualquier práctica de este estilo deberá estar prohibida y el alumno podrá rechazar ese examen.
El alumnado realizará el examen con mascarilla y guantes.
El profesorado para la corrección de los ejercicios tendrá especial cuidado con la manipulación que haya podido realizar el alumnado de las hojas o si ha tosido sobre los ejercicios.

Al repartir al alumnado en pequeños grupos para hacer los exámenes obligará al uso de más aulas, por lo que será necesario contar con mayor número de profesorado para el cuidado de los exámenes.  De modo que las direcciones de Escuelas, Facultades y Departamentos deberán programar junto con los responsables de asignaturas, las necesidades de personal para cuidar los exámenes cumpliendo con las normas de distanciamiento social, y elaborar un listado de profesorado de apoyo que deberá acudir ese día para cuidar el examen.

Todos los asistentes a las pruebas presenciales, en caso de llevar pelo largo, deberán recogerlo convenientemente (coletero, moño, etc.).

En los exámenes, cuando un alumno levanta la mano para que el profesor se acerque a contestarle una duda, no se va a poder cumplir la distancia de seguridad, por lo que una de las normas que se deben dar al inicio del examen es que no se responderán dudas particulares durante el examen.

Una vez recogidos los exámenes, estos deberán permanecer en “cuarentena” durante al menos cinco días antes de la corrección por parte del profesor. Si esto no fuese posible, deberán corregirse los exámenes, provistos de mascarillas higiénicas y guantes.

Se incrementará la ventilación natural y mecánica de los locales de examen, abriendo ventanas y aumentando el volumen de renovación de aire en las instalaciones de aire primario de los edificios.

Las clases prácticas se realizarán en pequeños grupos, por turnos, para garantizar la separación de seguridad entre alumnado.

En las aulas docentes, donde el ordenador de la mesa del profesorado es común a todo el personal con docencia en esa aula, se procederá a una limpieza exhaustiva de teclado y ratón o el uso de ordenadores personales individuales, proveyendo la Escuela, Facultad o Departamento de las conexiones de cables VGA o HDMI para la conexión con el proyector del aula.

Se debe prohibir el uso del micrófono de petaca o similar para la docencia, o bien se forrará con plástico la alfombrilla del micro, tal y como aparece en las cadenas de televisión cuando hacen entrevistas.

Cuando el profesorado imparte docencia sin micro, tiende a elevar el tono de voz, lo que provoca necesariamente, la proyección de saliva. Por lo que también debería ser obligatorio el uso de la mascarilla para impartir clase y la prohibición que el alumnado se siente en la primera fila de clase.
La limpieza de la superficie de las mesas de clase, especialmente la primera fila y la mesa del profesor, debe realizarse obligatoriamente en cada cambio de clase.

Limpieza.
Consideramos que es importante saber cuántas personas de las contratas de limpieza están prestando sus servicios actualmente en la Universitat, descontando el personal en grupos de riesgo y especialmente sensible. Somos del parecer que previo a la reincorporación de la comunidad universitaria, debería ampliarse la plantilla del personal de las contratas de limpieza para hacer desinfección en profundidad antes, durante y después de la reincorporación del personal y, probablemente, del alumnado. Así mismo, se garantizarán las medidas de prevención y seguridad personal suficientes, para preservar la salud durante el desempeño de su trabajo al personal de las contratas de limpieza.

Seguridad.
Consideramos de importancia conocer el número del personal de Seguridad que se encuentra prestando sus servicios actualmente, descontando el personal en grupos de riesgo y especialmente sensible, y planificar sus tareas de seguridad y control para la paulatina reincorporación del personal universitario que trabaja y estudia en la Universitat, garantizándoles las medidas preventivas y de seguridad adecuadas para el cumplimiento de sus tareas.
Se encargan del control de acceso, en las puertas habilitadas, del personal autorizado por el equipo rectoral.

Empresas externas. Contratas.
Es imprescindible planificar y controlar cuántas personas de servicios externos están prestando sus servicios actualmente en los recintos universitarios y cuáles serán sus formas de trabajo y protocolos de actuación para los próximos meses, tras la reincorporación del personal de la comunidad universitaria.

Vida en el campus.
En las cafeterías y comercios se utilizarán los elementos personales de prevención y seguridad, igualmente se deberá limitar el aforo, facilitar el pago con tarjeta bancaria, asegurar la separación de los usuarios, fomentar que se hagan pedidos para tomar fuera –take away-, etc.
Respecto a los servicios comunes de la Universidad como Bibliotecas, Casa del Alumno, recintos deportivos y espacios comunes en general, se fomentará el control de aforo, distancia entre personas y medidas higiénicas.

 

Consideramos que es tiempo de potenciar las medidas preventivas, la salud laboral y los medios preventivos y saludables de nuestro trabajo, y así mismo, ampliar cuanto antes, la plantilla médica y preventiva, ya que la salud debe ser el bien más valorado en el trabajo.

 

Salud.

 

 

 

Guia de buenas prácticas en los centros de trabajo. Ministerio de Sanidad.


   https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/presidencia/PublishingImages/2020/Info1.jpg

https://valenciaplaza.com/public/Image/2020/4/corea-trabajadores_NoticiaAmpliada.jpg



.

     Aquest virus el parem units

Ho parem si et quedes a casa



.

 

Oferta de cursos en línea para el PAS laboral, PAS funcionario de universidad, docentes, opositores, interinos y personas desempleadas


Atenció a l´afiliació

http://www.ccoo.upv.es/images/logoccoo.png

Edifici 6-E (Centre de Salut Laboral)
Telèfons:   963 877 040 - 963 877 043
Alonso Pérez            79029
José Segovia            77040
Consuelo Vallés         77043
Ildefonso Pelayo        77043
Julia Benet              77040
Juanjo Escobar (Gandía) 43003
Pepe Mantas  (Alcoi)    28428

email:      Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.
Web:        http://www.ccoo.upv.es

Twitter:    https://twitter.com/ccooupv
Facebook:   https://www.facebook.com/ccooupv/

¡ Si eres afiliado/a, gracias por confiar en nosotros!
Si no lo eres, nos gustaría mucho poder contar con tu apoyo.
Afilia't CCOO :  https://afiliados.uar.ccoo.es/afipub/newafil/index.php


.

 

¿ES LA UPV UNA UNIVERSIDAD SALUDABLE?

Muy probablemente seáis conocedores de que la UPV pertenece a la denominada Red Valenciana de Universidades Saludables, desde hace ya unos cuantos años. Menos probable es que sepáis que la edad promedio del personal que trabaja en la UPV ronda los 55 años, por lo que gran parte de su vida laboral la han desempeñado en el seno de la UPV. Por tanto, no se puede o no se debería separar el concepto de saludable (salud), de las tareas y de los entornos de trabajo en los que la plantilla de la UPV desempeña sus labores, independientemente del tipo de tareas que realicen, bien sean éstas más administrativas o más técnicas.

Esta relación entre salud y trabajo es una cuestión crítica que no puede ser continuamente apartada de la agenda directiva de la UPV, que parece dedicarse más a los gestos y a las performances que a la verdadera persecución de la implantación de una cultura preventiva que garantizase la salud de las personas, tal y como le exige la Ley de Prevención de Riesgos Laborales al considerar a la UPV como empleadora pública.

Para con esta obligación legal, que asumen con nombre y apellidos los funcionarios sobre los que recae realmente el gobierno, el mando, la dirección y la toma de decisión, que desde arriba comienza por el Rector, consideramos como sindicato que NO ha sido hasta la fecha correctamente diagnosticada (estado de situación), y la consideramos deficientemente dotada.

En primer lugar, cuando decimos que NO ha sido correctamente diagnosticada, juzgamos que, sobre el compendio de Reales Decretos en materia de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud, todos ellos de obligado cumplimiento, que hay publicados desde hace casi 25 años en este país, y que están relacionados con la protección de la salud, siendo algunos de ellos de importancia extrema, no se ha hecho un verdadero diagnóstico: serio, profundo y riguroso del estado del nivel cumplimiento de las obligaciones legales que debe asumir la UPV (repetimos: desde hace 25 años). Se hizo hace unos dos años “algo”, concretamente un diagnóstico muy superficial y poco profundo, pero a la vista de lo que dicho documento “dejó fuera”, no podemos ni vamos a aceptarlo como definitivo: ni a medio ni a corto plazo. Para remediar la carencia de información, sólo hay que tener la voluntad (directiva) de querer hacerlo con rigor y seriedad, esto es: mediante una verdaderamente exhaustiva y profesional auditoría externa, clara y transparente.

En segundo lugar, cuando decimos deficientemente dotada, exponemos que es imposible saber cuántos recursos hay que destinar si previamente no se conoce cuál es el verdadero estado de situación -y volvemos a lo que os hemos expuesto en el punto anterior- y a la magnitud de las tareas a abordar, pero de lo que estamos seguros es que los recursos humanos y materiales que han dispuesto las personas que han dirigido la UPV durante los últimos 25 años han sido evidentemente muy insuficientes, tanto en cantidad como en estructura organizativa.

Imaginaos que hay que construir un edificio. Se supone que ninguna cabeza sana o mínimamente seria construiría un edificio sin saber a qué uso va destinado o cuántas personas lo ocuparán, ¿verdad?.......Pues aquí, en la UPV, el edificio de la prevención de riesgos y de la vigilancia de la salud se ha “construido” (ejemplo gráfico) … a base de dejar un montón de ladrillos y sacos de cemento que se colocarían ellos solos, “sin saber si la cantidad es la correcta, ni planos ni ná” ... pues lamentablemente es lo que viene ocurriendo desde hace 25 años, en los que no hay planos, ni estrategia, ni liderazgo directivo en materia de prevención de riesgos laborales y vigilancia de la salud.

La parrafada anterior es muy gráfica, pero es lo que nos parece, a tenor de los resultados y la confrontación permanente, que siempre versa sobre lo mismo, y los funcionarios públicos que gobiernan y dirigen la cuestión de la prevención y la salud en la UPV: que no quieren encender la luz en la habitación para que no se vea lo que hay dentro. Es lo que pensamos, y de ello estamos convencidos.

También queremos dejar claro que no vamos a asumir, ni a consentir, ni a tolerar maniobra corporativa (ya un clásico de la casa) de querer desviar la responsabilidad de mandos y directivos hacia los subordinados, como chivos expiatorios. No, no les va a servir para eludir su responsabilidad, sólo les va a valer para quedar todavía más en evidencia.

No hay cabida para el capricho ni el libre albedrío en el cumplimiento de las obligaciones legales: los funcionarios, aquellos que voluntariamente se han presentado a ejercer labores de mando, dirección, y toma de decisión, sobre los que recae la responsabilidad de hacer que en la UPV se cumplan, desde el primero hasta el último, los reales decretos relacionados con la prevención de riesgos laborales y de vigilancia de la salud, deben proveer, dotar y estructurar los recursos que sean necesarios para un adecuado cumplimiento de sus exigencias reglamentarias. Estos mandos, como mínimo, deberían elevar solicitud formal y oficial dónde sea menester para requerir los recursos que sean precisos (pudiendo demostrar que lo han hecho, claro está). ¿Qué mínimo que esto?.... Sras. y Sres., ¡que se han puesto ustedes ahí voluntariamente… que nadie les ha obligado a ser “Jefes” ni directivos !.

Como Organización Sindical consideramos que es sobre estos mandos en activo, sobre los que recae esta ineludible labor y responsabilidad, y atribuimos un evidente y trazable nexo entre responsabilidad inherente al cargo y su correspondiente deber de acción.

No comprendemos ni asumimos la eternización de la situación actual. Da la sensación de que un colectivo (que no es de uno, ni de dos, ni de tres) de personas con capacidad para tomar decisiones lleva sostenidamente sin mirar en la dirección a la que hay que hacerlo durante lustros. No sirve empezar a actuar hace dos años, en los que la UPV ha mostrado más proactividad y transparencia -y hay que reconocer que ello se debe al empeño personal de la Vicerrectora de los Campus y Sostenibilidad, las cosas como son- pero lamentablemente, ni tan siquiera estos últimos dos años, se viene actuando con la suficiente intensidad ni con la precisión ni con la decisión que se requeriría. Parece que se quiere evitar a toda costa abordar con rigor esta cuestión. Nos preguntamos: ¿cuál es el temor? ¿A qué se tiene miedo?.

Haciendo un pequeño ejercicio mental parece que de lo que se tiene miedo es de cumplir con la legislación con rigor y exhaustividad, cuando de lo que deberían tener miedo, los que se han subido al podio del mando a tomar decisiones, es a las consecuencias que se derivan de su incumplimiento, tanto las posibles consecuencias para ellos, como – esto debería estar ante todo lo demás - para la salud de las personas que trabajan en la UPV.

Obsérvese que el elemento diferencial y crítico, en contraposición a otras cuestiones a las que se da mucha importancia en la UPV -sin pretender menoscabarlas en absoluto, pero es imposible no hacer comparaciones, siquiera inconscientemente- es la exigencia legal y el nivel responsabilidad civil o penal exigible, amén del derecho fundamental a la salud que se aspira proteger (de nuevo: esto antes que nada). Os proponemos unos ejemplos que comprenderéis muy fácilmente:

* Echad un vistazo a la cantidad de parkings para vehículos privados, los nuestros… es comodísimo todo, no lo podemos negar, pero costaron y cuestan mucho dinero público; también tenemos “un pedazo de” frontón y de velódromo impresionantes y magníficos… a ver, sí, por supuesto, todo está muy bien, es un privilegio tener acceso a ello, no nos malinterpretéis, porque de lo que tratamos es simplemente de facilitar la comprensión del siguiente ejemplo: la realidad es que ningún Real Decreto ha obligado legalmente a la UPV a tener parkings o frontones, y la decisión de tener esas instalaciones y no otras - el dinero es finito-, las han tomado funcionarios públicos con rangos al menos, de Jefe de Servicio hacia arriba: o sea, básicamente “Edificio Rectorado”. Evidentemente es prerrogativa de los gobernantes de la UPV decidir a donde se destinan los recursos, de acuerdo, pero nosotros nos realizamos algunas pocas preguntas (cabrían más): ¿cuál es realmente el nivel de equipamiento de protección frente a los riesgos en las instalaciones de la UPV? ¿es el adecuado? ¿cómo se sabe si es el adecuado o es inadecuado? Realizarse estas preguntas en el año 2000 era lógico, pero tener que realizarlas, y tener que redactar correos de difusión como éste en el año 2020, es INACEPTABLE. Citamos instalaciones, por hablar de algo, pero podríamos citar probables incumplimientos de la normativa aplicable a la vigilancia de la salud, seguridad de máquinas o equipos de trabajo, uso y almacenamiento de productos químicos, etcétera.

* Otro caso paradigmático es el proyecto Hyperloop, que “es estratégico” para la UPV. Aunque pensamos que sólo será para la web de la UPV, cara a la galería y a los medios de comunicación, y no otra cosa. Porque es tan, tan importante, que han tenido a esas y esos jóvenes, verdaderos activos profesionales de esta sociedad, ocupando como laboratorio y zona de trabajo una parte del edificio “Cafetería La Malvarrosa”. Pasen, pasen y vean…. Edificio que era tan imprescindible construir, ya bien entrado el siglo XXI, que a los dos o tres años se cerró la concesión de la cafetería y ahí se quedó el elemento (mejorar las infraestructuras y equipamiento de seguridad de laboratorios y naves NO, construir otro edificio MÁS a ser destinado como cafetería, cerrarlo después, y dejarlo muerto de asco, SÍ). Decisión que adoptaron los directivos de la UPV con dinero público, dado que entendemos que dicho gasto no se efectúo con dinero privado donado por un mecenas.
Pues estos son ejemplos reales de prioridades en la toma de decisión por la gobernanza de la UPV, contados con bastante folclore y causticidad. Decisiones que no toma un ente abstracto o una inteligencia artificial, sino las mismas personas que deciden durante consecutivamente 25 años no optar claramente por la salud de las personas que trabajan en la UPV.

El modelo preventivo por el que ha optado la UPV ha de cambiar drásticamente, debiendo pasar a convertirse en punto de confluencia y colaboración entre personal de la UPV, representantes sindicales, y gobierno y mandos de la UPV, o persistirá la situación de contienda permanente e ininterrumpidamente, inevitablemente en modo de escalada. No queremos esto. Queremos evitar la confrontación, pero queremos un cambio urgente, de verdad, drástico, no postureos, ni la designación de “comisarios políticos” destinados a hacer “control de daños” porque la doctrina de la dirección es que “en la UPV no se hace nada mal”.

La Sección Sindical de CCOO de la UPV está dispuesta a convertir este eje de acción, la prevención de riesgos laborales y la vigilancia de la salud vinculada a los mismos, en uno de sus ejes de acción prioritarios con relación a la defensa de los derechos de las y los trabajadores de la UPV. Y esto va a ser llevado a cabo ininterrumpidamente, con el apoyo del personal de la UPV, sea cual sea su filiación sindical, esté o no esté afiliado, contando con el apoyo del gabinete de salud laboral de CCOO del PV, y por supuesto, con el de las secciones sindicales de la UPV que compartan esta misma visión.

Recordamos al Excelentísimo Rector D. Francisco Mora, de manera muy directa, prácticamente literal, las palabras que pronunció en una Junta de Gobierno hace un par de años: “para la cuestión de los riesgos laborales, todo lo que haga falta”.

Por favor, Sr. Mora, adopte de una vez verdaderas decisiones y no sigan dando rodeos a la cuestión. ¡Por favor, hágalo! con la salud de las personas a su cargo no se juega.

 


Som treballadors
   Som treballadores
      Som universitat

 

 

Serveis per a l'afiliació de CCOO
Atenció a l´afiliació

http://ccoo.upv.es/images/logoccooUPV.png

CCOO, primer sindicat a Espanya

CCOO ha aconseguit 96.249 delegats/as, el 35,7% del total, en les eleccions sindicals celebrades en empreses privades i en les Administracions Públiques.
Amb aquests resultats, CCOO revalida la seua condició de primer sindicat del nostre país, ho és des dels anys 90, amb una diferència de 8.051 representants sobre el segon sindicat, la Unió General de Treballadors.
Així ho acredita el Ministeri de Treball en una certificació el dia 19 de juny de 2019.

   Edifici 6-E (Gabinet Mèdic)
Telèfons:   963 877 040 - 963 877 043
Alonso Pérez            79029
José Segovia            77040
Consuelo Vallés         77043
Ildefonso Pelayo        77043
Julia Benet        77040
Juanjo Escobar (Gandía) 43003

email:      Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.
Web:        http://www.ccoo.upv.es

Twitter:    https://twitter.com/ccooupv
Facebook:   https://www.facebook.com/ccooupv/

¡ Si eres afiliado/a, gracias por confiar en nosotros!
Si no lo eres, nos gustaría mucho poder contar con tu apoyo.
Afilia't CCOO :  https://afiliados.uar.ccoo.es/afipub/newafil/index.php


.

 

 

ÉS LA UPV UNA UNIVERSITAT SALUDABLE?

Molt probablement sou coneixedors que la UPV pertany a la denominada Xarxa Valenciana d'Universitats Saludables, des de fa ja uns quants anys. Menys probable és que sapieu que l'edat faig una mitjana de del personal que treballa en la UPV ronda els 55 anys, per la qual cosa gran part de la seua vida laboral l'han exercida en el si de la UPV. Per tant, no es pot o no s'hauria de separar el concepte de saludable (salut), de les tasques i dels entorns de treball en els quals la plantilla de la UPV exerceix la feina de casa, independentment del tipus de tasques que realitzen, bé siguen aquestes més administratives o més tècniques.

Aquesta relació entre salut i treball és una qüestió crítica que no pot ser contínuament apartada de l'agenda directiva de la UPV, que sembla dedicar-se més als gestos i a les performances que a la vertadera persecució de la implantació d'una cultura preventiva que garantira la salut de les persones, tal com li exigeix la Llei de Prevenció de Riscos Laborals en considerar a la UPV com a ocupadora pública.

Envers aquesta obligació legal, que assumeixen amb nom i cognoms els funcionaris sobre els quals recau realment el govern, el comandament, l'adreça i la presa de decisió, que des de dalt comença pel Rector, considerem com a sindicat que NO ha sigut fins avui correctament diagnosticada (estat de situació), i la considerem deficientment dotada.

En primer lloc, quan diem que NO ha sigut correctament diagnosticada, jutgem que, sobre el compendi de Reials decrets en matèria de prevenció de riscos laborals i vigilància de la salut, tots ells d'obligat compliment, que hi ha publicats des de fa quasi 25 anys en aquest país, i que estan relacionats amb la protecció de la salut, sent alguns d'ells d'importància extrema, no s'ha fet un vertader diagnòstic: seriós, profund i rigorós de l'estat del nivell compliment de les obligacions legals que ha d'assumir la UPV (repetim: des de fa 25 anys). Es va fer fa uns dos anys “alguna cosa”, concretament un diagnòstic molt superficial i poc profund, però a la vista del que aquest document “va deixar fora”, no podem ni ho acceptarem com a definitiu: ni a mitjà ni a curt termini. Per a remeiar la manca d'informació, només cal tenir la voluntat (directiva) de voler fer-ho amb rigor i serietat, això és: mitjançant una veritablement exhaustiva i professional auditoria externa, clara i transparent.

En segon lloc, quan diem deficientment dotada, exposem que és impossible saber quants recursos cal destinar si prèviament no es coneix quin és el vertader estat de situació -i tornem al que us hem exposat en el punt anterior- i a la magnitud de les tasques a abordar, però del que estem segurs és que els recursos humans i materials que han disposat les persones que han dirigit la UPV durant els últims 25 anys han sigut evidentment molt insuficients, tant en quantitat com en estructura organitzativa.

Imagineu-vos que cal construir un edifici. Se suposa que cap cap sa o mínimament seriosa construiria un edifici sense saber a quin ús va destinat o quantes persones l'ocuparan, veritat?.......Perquè ací, en la UPV, l'edifici de la prevenció de riscos i de la vigilància de la salut s'ha “construït” (exemple gràfic) … a força de deixar un munt de rajoles i sacs de ciment que es col·locarien ells sols, “sense saber si la quantitat és la correcta, ni plans ni ná” ... perquè lamentablement és el que ve ocorrent des de fa 25 anys, en els quals no hi ha plans, ni estratègia, ni lideratge directiu en matèria de prevenció de riscos laborals i vigilància de la salut.

La parrafada anterior és molt gràfica, però és el que ens sembla, a tenor dels resultats i la confrontació permanent, que sempre versa sobre el mateix, i els funcionaris públics que governen i dirigeixen la qüestió de la prevenció i la salut en la UPV: que no volen encendre la llum a l'habitació perquè no es veja el que hi ha dins. És el que pensem, i d'això estem convençuts.

També volem deixar clar que no assumirem, ni a consentir, ni a tolerar maniobra corporativa (ja un clàssic de la casa) de voler desviar la responsabilitat de comandaments i directius cap als subordinats, com a bocs expiatoris. No, no els servirà per a eludir la seua responsabilitat, només els valdrà per a quedar encara més en evidència.

No hi ha cabuda per al capritx ni el lliure albir en el compliment de les obligacions legals: els funcionaris, aquells que voluntàriament s'han presentat a exercir labors de comandament, direcció, i presa de decisió, sobre els quals recau la responsabilitat de fer que en la UPV es complisquen, des del primer fins a l'últim, els reials decrets relacionats amb la prevenció de riscos laborals i de vigilància de la salut, han de proveir, dotar i estructurar els recursos que siguen necessaris per a un adequat compliment de les seues exigències reglamentàries. Aquests comandaments, com a mínim, haurien d'elevar sol·licitud formal i oficial on calga per a requerir els recursos que siguen precisos (podent demostrar que ho han fet, és clar). Que mínim que això?.... Sres. i Srs., que s'han posat vostès ací voluntàriament… que ningú els ha obligat a ser “Caps” ni directius !.

Com a Organització Sindical considerem que és sobre aquests comandaments en actiu, sobre els quals recau aquesta ineludible labor i responsabilitat, i atribuïm un evident i traçable nexe entre responsabilitat inherent al càrrec i el seu corresponent deure d'acció.

No comprenem ni assumim l'eternització de la situació actual. Dóna la sensació que un col·lectiu (que no és d'un, ni de dos, ni de tres) de persones amb capacitat per a prendre decisions porta sostingudament sense mirar en la direcció a la qual cal fer-ho durant lustres. No serveix començar a actuar fa dos anys, en els quals la UPV ha mostrat més proactividad i transparència -i cal reconèixer que això es deu a l'obstinació personal de la Vicerectora dels Campus i Sostenibilitat, les coses com són- però lamentablement, ni tan sols aquests últims dos anys, es ve actuant amb la suficient intensitat ni amb la precisió ni amb la decisió que es requeriria. Sembla que es vol evitar coste el que coste abordar amb rigor aquesta qüestió. Ens preguntem: quin és el temor? A què es té por?.

Fent un xicotet exercici mental sembla que del que es té por és de complir amb la legislació amb rigor i exhaustivitat, quan del que haurien de tenir por, els que s'han pujat al podi del comandament a prendre decisions, és a les conseqüències que es deriven del seu incompliment, tant les possibles conseqüències per a ells, com – això hauria d'estar abans de res la resta - per a la salut de les persones que treballen en la UPV.

Observe's que l'element diferencial i crític, en contraposició a altres qüestions a les quals es dóna molta importància en la UPV -sense pretendre menyscabar-les en absolut, però és impossible no fer comparacions, si més no inconscientment- és l'exigència legal i el nivell responsabilitat civil o penal exigible, amén del dret fonamental a la salut que s'aspira protegir (de nou: això primer de tot). Us proposem uns exemples que comprendreu molt fàcilment:

* Doneu una ullada a la quantitat de pàrquings per a vehicles privats, els nostres… és comodíssim tot, no ho podem negar, però van costar i costen molts diners públics; també tenim “un tros de” frontó i de velòdrom impressionants i magnífics… a veure, sí, per descomptat, tot està molt bé, és un privilegi tenir accés a això, no ens malinterpreteu, perquè del que tractem és simplement de facilitar la comprensió del següent exemple: la realitat és que cap Reial decret ha obligat legalment a la UPV a tenir pàrquings o frontons, i la decisió de tenir aqueixes instal·lacions i no unes altres - els diners són finits-, les han preses funcionaris públics amb rangs almenys, de Cap de Servei cap amunt: és a dir, bàsicament “Edifici Rectorat”. Evidentment és prerrogativa dels governants de la UPV decidir on es destinen els recursos, d'acord, però nosaltres ens realitzem algunes poques preguntes (cabrien més): quin és realment el nivell d'equipament de protecció enfront dels riscos en les instal·lacions de la UPV? és l'adequat? com se sap si és l'adequat o és inadequat? Realitzar-se aquestes preguntes l'any 2000 era lògic, però haver de realitzar-les, i haver de redactar correus de difusió com aquest l'any 2020, és INACCEPTABLE. Citem instal·lacions, per parlar d'alguna cosa, però podríem citar probables incompliments de la normativa aplicable a la vigilància de la salut, seguretat de màquines o equips de treball, ús i emmagatzematge de productes químics, etcètera.

* Un altre cas paradigmàtic és el projecte Hyperloop, que “és estratègic” per a la UPV. Encara que pensem que només serà per a la web de la UPV, cara a la galeria i als mitjans de comunicació, i no una altra cosa. Perquè és tan, tan important, que han tingut a aqueixes i aqueixos joves, vertaders actius professionals d'aquesta societat, ocupant com a laboratori i zona de treball una part de l'edifici “Cafeteria La Malva-rosa”. Passen, passen i vegen…. Edifici que era tan imprescindible construir, ja ben entrat el segle XXI, que als dos o tres anys es va tancar la concessió de la cafeteria i ací es va quedar l'element (millorar les infraestructures i equipament de seguretat de laboratoris i naus NO, construir un altre edifici MÉS a ser destinat com a cafeteria, tancar-lo després, i deixar-ho mort de fàstic, SÍ). Decisió que van adoptar els directius de la UPV amb diners públics, atès que entenem que aquesta despesa no s'efectue amb diners privats donats per un mecenes.
Perquè aquests són exemples reals de prioritats en la presa de decisió per la governança de la UPV, comptats amb bastant folklore i causticitat. Decisions que no pren un ens abstracte o una intel·ligència artificial, sinó les mateixes persones que decideixen durant consecutivament 25 anys no optar clarament per la salut de les persones que treballen en la UPV.

El model preventiu pel qual ha optat la UPV ha de canviar dràsticament, havent de passar a convertir-se en punt de confluència i col·laboració entre personal de la UPV, representants sindicals, i govern i comandaments de la UPV, o persistirà la situació de contesa permanent i ininterrompudament, inevitablement en manera d'escalada. No volem això. Volem evitar la confrontació, però volem un canvi urgent, de debò, dràstic, no postureos, ni la designació de “comissaris polítics” destinats a fer “control de danys” perquè la doctrina de la direcció és que “en la UPV no es fa res malament”.

La Secció Sindical de CCOO de la UPV està disposada a convertir aquest eix d'acció, la prevenció de riscos laborals i la vigilància de la salut vinculada a aquests, en un dels seus eixos d'acció prioritaris en relació amb la defensa dels drets de les i els treballadors de la UPV. I això serà dut a terme ininterrompudament, amb el suport del personal de la UPV, siga com siga la seua filiació sindical, estiga o no estiga afiliat, comptant amb el suport del gabinet de salut laboral de CCOO del PV, i per descomptat, amb el de les seccions sindicals de la UPV que compartisquen aquesta mateixa visió.

Recordem a l'Excel·lentíssim Rector Sr. Francisco Mora, de manera molt directa, pràcticament literal, les paraules que va pronunciar en una Junta de Govern fa un parell d'anys: “per a la qüestió dels riscos laborals, tot el que faça falta”.

Per favor, Sr. Mora, adopte d'una vegada vertaderes decisions i no continuen donant marrades a la qüestió. Per favor, faça-ho! amb la salut de les persones al seu càrrec no es juga.

 

 

Som treballadors
   Som treballadores
      Som universitat

 

 

Serveis per a l'afiliació de CCOO
Atenció a l´afiliació

http://ccoo.upv.es/images/logoccooUPV.png

CCOO, primer sindicat a Espanya

CCOO ha aconseguit 96.249 delegats/as, el 35,7% del total, en les eleccions sindicals celebrades en empreses privades i en les Administracions Públiques.
Amb aquests resultats, CCOO revalida la seua condició de primer sindicat del nostre país, ho és des dels anys 90, amb una diferència de 8.051 representants sobre el segon sindicat, la Unió General de Treballadors.
Així ho acredita el Ministeri de Treball en una certificació el dia 19 de juny de 2019.

   Edifici 6-E (Gabinet Mèdic)
Telèfons:   963 877 040 - 963 877 043
Alonso Pérez            79029
José Segovia            77040
Consuelo Vallés         77043
Ildefonso Pelayo        77043
Julia Benet        77040
Juanjo Escobar (Gandía) 43003

email:      Aquesta adreça de correu-e està protegida dels robots de spam.Necessites Javascript habilitat per veure-la.
Web:        http://www.ccoo.upv.es

Twitter:    https://twitter.com/ccooupv
Facebook:   https://www.facebook.com/ccooupv/

¡ Si eres afiliado/a, gracias por confiar en nosotros!
Si no lo eres, nos gustaría mucho poder contar con tu apoyo.
Afilia't CCOO :  https://afiliados.uar.ccoo.es/afipub/newafil/index.php


.

 

Agenda

Dil Dim Dic Dij Div Dis Diu
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

utilitzem cookies pròpies i de tercers per motius de seguretat, millorar l'experiència de l'usuari i conèixer els seus hàbits de navegació. Si continues navegant, entenem que admets la nostra política de cookies.